toldos vela

Si estás aquí, probablemente desees instalar un toldo vela en tu casa o negocio. Cuando se elige el más adecuado, resulta ser una elección que nos habría gustado tomar antes. Pero nunca es tarde para cumplir nuestros deseos y objetivos, aunque parezcan cosas tan simples como esta.

Entre otras cosas, la decoración de espacios cada vez es más importante. Las lonas pasaron de ser un simple objeto a integrarse en casas y fachadas. Tal es su popularidad que hoy en día es difícil hallar un balcón o terraza que no tenga una. Pero es importante mencionar que no hay un solo estilo. Actualmente, en el mercado hay una amplia variedad de estilos, materiales y colores.

Para que la elección no sea incorrecta, vale la pena conocer los tipos más comunes. Cada uno con sus ventajas, desventajas y costos. Si creías que esto es un lujo, te equivocas. Los precios dependen de los materiales y el estilo.

Estos son los toldos de uso más común

Ahora las lonas no se usan solo en casas grandes o negocios. Los apartamentos con balcón o terraza también pueden tener estos artefactos. Presta atención al siguiente artículo para que encuentres el que mejor se adapta a tus necesidades.

– Toldos que se instalan o desinstalan de forma manual: estas son lonas temporales, muy populares en restaurantes o negocios. Para ubicarlos, se requiere un taladro y sus respectivos soportes (varillas, tela, tornillos) pero no tiene ningún mecanismo para retraerlo o quitarlo.

– Lona de brazo articulado: este es el más solicitado. Su precio es uno de los más baratos del mercado, teniendo en cuenta que puede ser totalmente manual (manivela) o con control remoto para variar su ángulo o retraerlo. Hace parte de los favoritos porque las telas son livianas, impermeables y versátiles, así que se adaptan a todos los climas y estaciones. También recibe el nombre de ‘toldo extensible’.

– Monoblock: si se habla de grandes superficies, estos son los indicados. Se construye en espacios mayores a 6 metros. El sistema monoblock además de las varillas y tornillos, requiere anclajes específicos para que la tela no pierda tensión. Por la extensión necesaria, el esqueleto de estas lonas queda oculto. Para facilitar su recogida, sus fabricantes usan mecanismos similares a los del aire acondicionado.

– Lonas cofre: reciben este nombre porque la tela no sufre ningún daño. Es ideal para lugares tropicales o con variaciones climáticas constantes. También se recomiendan para terrazas o balcones. Su principal ventaja es que la tela requiere un menor cuidado, podría decirse que permanece impecable. Estos toldos se recogen en su totalidad y se guardan en un espacio diseñado para ese fin. Al igual que los anteriores, integran mecanismos para que sean fáciles de retraer.

¿Has escuchado otros tipos de toldo vela? En este catálogo encuentras el más adecuado, sus medidas y forma de instalación. Está disponible en esta página web junto a diferentes elementos para tu hogar. ¿Qué esperas para conocer las mejores opciones?